Como financiar una franquicia
¿Cómo financiar una franquicia?
29 junio, 2015
La formación en la franquicia
La formación en la franquicia, clave del éxito
15 septiembre, 2017

¿Es la franquicia el mejor sistema para mi? 8 preguntas clave

8 claves del sistema de franquicia

La franquicia es un modelo de colaboración empresarial que asegura al franquiciado la maximización de sus posibilidades de éxito, minimizando los riesgos. Pero el franquicia sigue siendo un empresario en el sentido estricto de la palabra: responsable jurídica y económica de su empresa.

Esta fórmula conlleva una serie de obligaciones que el franquiciado ha de asumir con la firma del contrato. Por eso debe sopesar si las acepta o si van a convertirse en un problema en el futuro.

8 claves del sistema de franquicia

  1. Confidencialidad. El franquiciado tiene obligación de reservar para sí el saber hacer (know how) que le son transmitidos por la enseña. Normalmente, esta obligación persiste incluso tras la extinción de la relación comercial.
  2. No competencia. La cláusula de no competencia, prohíbe al franquiciado abrir un negocio cuyo objeto sea idéntico al de la marca. Tanto durante la duración del contrato como transcurrido un periodo razonable tras su extinción.
  3. Respetar el saber hacer. El franquiciado debe seguir los procedimientos marcados por la central, tanto comerciales como de gestión. Por ejemplo, no puede vender productos no previstos en el contrato, y el local debe estar diseñado y decorado según las instrucciones del franquiciador.
  4. Control del franquiciador. El franquiciado ha de comunicar a la central, de manera frecuente y periódica, sus cifras económicas, para que puedan indicarle medidas de corrección necesarias en caso de desviación.
  5. Comunicar toda modificación. El franquiciado está obligado a comunicar al franquiciador cualquier alteración que surja en su negocio o que desee aplicar a su estructura: venta, cese de actividad, modificación del capital social, etcétera. De hecho, las ventas y traspasos dependen, normalmente, de su aprobación.
  6. Plan de publicidad. En la mayoría de contratos, las acciones de promoción nacionales e internacionales corren a cargo del franquiciador, a cambio de su canon correspondiente, sin embargo, el marketing local suele asumirlo el franquiciado.
  7. Aprovisionamiento. El contrato de franquicia, especialmente el de las enseñas de distribución, prevé la obligación total o parcial de adquirir la mercancía al franquiciador o a los proveedores seleccionados por éste.
  8. Pagos periódicos. Cánones y royalties sufragan los servicios aportados por el franquiciador, sea tecnología, asistencia continua, saber hacer… El contrato debe especificar la contrapartida y las modalidades de pago.

En resumen, todo emprendedor que busque convertirse en franquiciado debe saber adaptarse al contrato de franquicia, pues aunque conserve su independencia empresarial y económica, pertenece a una organización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

91 060 95 91