¿Qué detiene para abrir una franquicia?
¿Qué te detiene?
21 abril, 2015
¿preparado para ser franquiciado?
¿Estás preparado para ser franquiciado?
21 abril, 2015

Cómo montar una escuela de idiomas I

Requisitos del local para franquiciar

A la hora de montar un negocio, hay ciertos elementos que resultan comunes para cualquier proyecto empresarial, e igualmente hay elementos específicos del sector que debemos conocer para empezar con éxito nuestra actividad. Resumimos a continuación los requisitos, necesidades y retos comunes a los que deberemos enfrentarnos al arrancar una escuela de idiomas.

Debido a la extensión de este tema, he dividido el post en tres partes.

La primera está dedicada a los primeros pasos que debemos seguir al comenzar el negocio. Esta parte del post corresponde a la parte de investigación de nuestro plan de negocio.

  1. Haz un estudio de mercado

En cualquier negocio el estudio de mercado ha de ser siempre el punto de partida. Un estudio de mercado es una herramienta muy útil para enfocar un negocio y el proceso de examinar sistemáticamente la viabilidad del mismo.

En este sector podemos establecer que el estudio cobra más importancia aún, ya que nos encontramos ante un campo que evoluciona rápidamente y para tener éxito es fundamental que esté actualizado según las nuevas tendencias. Una práctica muy recomendable es realizar un análisis DAFO donde se reflejen las Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades del sector, así como un cuadro CAME para Corregir, Afrontar, Mejorar y Explotar aquellas virtudes y defectos que afectan a nuestra actividad.

  1. Piensa en qué clientes quieres

En este modelo de negocio son cuatro los tipos de clientes a los que podemos dirigirnos. La tipología de clientes modificará el servicio que más tarde deberemos desarrollar.

  • Niños y jóvenes: Los padres saben que la enseñanza de idiomas que imparten a sus hijos en el colegio es insuficiente y necesitan reforzar su capacidad con clases adicionales. Así mismo las personas extranjeras residentes en España necesitan de un apoyo extra para conseguir una adaptación a la realidad lingüística de su país de acogida. En este caso se deben adaptar los contenidos de los cursos a los conocimientos que del idioma que tengan estos extranjeros. La mayoría serán estudiantes que se inician en el idioma español.
  • Estudiantes universitarios, trabajadores y parados: El mercado de trabajo demanda cada vez más el dominio de idiomas para una plena incorporación al mismo. La enseñanza en universidades suele ser insuficiente y es necesario reforzar esta habilidad a través de cursos y clases en centros privados.
  • Empresas tanto privadas como públicas: En muchas ocasiones, los planes de formación en las empresas incluyen cursos de idiomas para sus empleados y casi siempre dichos cursos se imparten en academias de idiomas independientes.
  1. Define tu producto

Tu producto es una escuela de idiomas, lo tienes claro. Pero una vez definido en términos generales hay que elaborar las características específicas que lo hacen único y efectivo.

Existen infinidad de opciones, desde plantearte un producto muy concreto que se centre solo en un tipo de cliente y en un solo idioma (especialistas en inglés, por ejemplo), hasta crear un producto global que abarque todo el rango de edades y en todos los idiomas demandados en el mercado. Nuestra recomendación es centrarte en el público y oferta de idiomas en función de las necesidades de tu clientela más numerosa y diversificar el negocio en función de la demanda.

También deberás decidir en este punto elementos clave como la frecuencia de las clases, la duración, los horarios, el número de alumnos por clase y el método de enseñanza que se impartirá en tu centro. Ten en cuenta que el método de enseñanza es lo que consigue mantener a largo plazo a nuestros clientes, por lo que realizar un estudio de mercado y elegir el método más práctico y diferenciado se convierte en un elemento esencial para el negocio.

  1. Estudia a tu competencia. Aprende de sus errores

Conocer a los competidores nos ayudará no sólo a conocer el estado en el que se encuentra el sector en el que nos vamos a adentrar, sino también a aprender de los errores que han cometido en el pasado para no cometerlos nosotros en el futuro.

Se pueden definir tres tipos de competidores.

  • Otras academias privadas: Son nuestra competencia directa, cuentan con una red de clientes establecida y una reputación en el lugar. La competencia más relevante, en la que más nos debemos fijar, es la que se encuentra ubicada en el lugar donde decidamos instalarnos. La ventaja que tenemos es que podemos estudiar los errores que han cometido en la zona concreta y ofrecer a los clientes aquello que demandan y que actualmente no reciben de nuestros competidores.
  • Particulares que imparten clases: Con la crisis este modelo ha crecido exponencialmente debido a dos factores: es un recurso sencillo de autoempleo para gente bien formada y además sus precios son más competitivos. Adicionalmente, tienen la ventaja de que el alumno cuenta con la comodidad de disponer de un profesor en casa. Sin embargo, la fiabilidad de estos docentes es muy baja, ya que la mayor parte carecen de una titulación oficial y la experiencia necesaria, por lo que no garantizan unos resultados satisfactorios. Además, una carencia grave de la que adolecen los profesores particulares es que no llevan un control de progreso académico, lo que dificulta conocer los resultados.
  • Cursos online: La formación online es un producto de actualidad que cuenta con la ventaja de que no necesita asistencia presencial ni local físico. Sin embargo, exige recursos muy específicos, por ejemplo una cualificación de profesores que consigan elaborar un producto formativo efectivo y conocimientos avanzados en plataformas digitales. La oferta formativa en línea cuenta con la desventaja de una altísima tasa de abandono: según un estudio realizado por la Escuela Europea de Dirección de Empresa (EEDE) el porcentaje de alumnos que abandonan los cursos no presenciales es del 90%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

91 060 95 91