¿preparado para ser franquiciado?
¿Estás preparado para ser franquiciado?
21 abril, 2015
Franquicias de escuelas de idiomas
La escuela de idiomas. El negocio que ayuda a la empleabilidad
26 mayo, 2015

El plan de negocio. Todo lo que debes saber

¿Plan de negocio?

En el post “¿Estás preparado para ser franquiciado?” ya adelantábamos la necesidad de realizar un plan de negocio para conocer si la franquicia en la que piensas invertir es un negocio viable o no. Hemos considerado necesario desarrollar ese punto para que tengas las claves para realizarlo correctamente.

¡Empecemos!

Primero tenemos que tener en cuenta el objetivo de nuestro plan de negocio, no sólo nos servirá a nosotros para comprobar la viabilidad del negocio que pretendemos emprender, servirá también para convencer a posibles inversores de que dicho proyecto es una buena oportunidad en la que invertir, y tendremos que cuidar no sólo el contenido del plan sino también que su atractivo visual. En este artículo de emprendedores.es se ofrecen algunos puntos a tener en cuenta sobre la apariencia de nuestro plan de negocio. Te resumimos los puntos:

  • Ha de ser sugerente, tanto su diseño exterior, cuidando la portada y la calidad de papel, como su diseño interior, la tipografía escogida, su organización con índice e incluyendo un resumen ejecutivo.
  • Tentador: Debes cuidar el estilo de redacción y de lenguaje, ya que puede provocar al futuro inversor a seguir leyendo o que decida abandonar a las primeras de cambio.
  • Ocurrente y dinámico: Sé creativo, pero no te pases. Tienes que tener en cuenta el tipo de documento que estás presentando. A veces un exceso de creatividad puede restar seriedad al proyecto. En palabras de Graeme Dinwoodie, profesor de NYU: “La creatividad es importante siempre que destaque algo del negocio; si no lo hace, puede tener el efecto contrario”. Acompañar el plan de negocio de diapositivas, videos o elementos que faciliten su lectura o lo diferencien del resto siempre es un punto a su favor.

Una vez elegida la apariencia que tendrá nuestro plan de negocio, tenemos que saber qué contenido incluir en él. La combinación de ambos factores es lo que finalmente lo hará brillar.

Los elementos que estructuran tu plan son:

  • Resumen ejecutivo: Vivimos en un mundo en el que el tiempo es un recurso muy escaso. Por ello es aconsejable incluir una presentación breve de todo el plan donde se esbocen los puntos más importantes. Así, quien lo recibe puede determinar de un vistazo si el negocio propuesto le resultará interesante.
  • Misión, visión y valores del negocio. Facilita que el inversor se identifique con la filosofía del negocio y de la marca.
  • Una introducción a nuestra actividad económica como tal ¿en qué consiste el negocio? ¿Quiénes serían los clientes? ¿Y los proveedores?
  • Aquí debemos especificar qué productos ofrece nuestro negocio, sus atributos característicos, así como sus ventajas diferenciales respecto a otros de la competencia.
  • En este punto detallamos quiénes serían nuestros principales proveedores, las razones por las que elegimos a estos y no a otros; y sin olvidar quién provee a nuestros competidores.
  • Factores de diferenciación. Exponer las razones por las que nuestro producto es único, la salsa secreta que lo hará rentable para invertir.
  • Plan comercial. Aquí se detallará cómo pretendemos conseguir las ventas, con una dimensión externa y otra interna, análisis DAFO, fijación de objetivos comerciales, estrategias de marketing, implementación y seguimiento del plan de acción comercial…
  • Gestión de la empresa. Deberemos especificar la organización de los recursos de la nueva empresa, tanto en Dirección, responsables y medios para su control.
  • Plan de inversión. Una estimación de todos los gastos iniciales que conllevará iniciar la actividad económica.
  • Plan de lanzamiento: Una parte importante de nuestra estrategia go-to-market es la primera comercialización del producto o servicio.
  • Y por último deberás incluir un plan de contingencias, donde des respuesta a las posibles situaciones que puedan aparecer, como por ejemplo cómo qué hacer en caso de que el producto no venda, necesitemos más financiación o cómo reaccionar ante un caso de plagio por parte de la competencia.

En estas pinceladas tenéis las claves para desarrollar un plan de negocio perfecto con el que sorprender a tus futuros inversores. Cualquier detalle cuenta y un plan completo, bien presentado y estructurado, puede ser la llave que abra la puerta de tu inversor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

91 060 95 91