Requisitos del local para franquiciar
Cómo montar una escuela de idiomas I
21 abril, 2015
¿Plan de negocio?
El plan de negocio. Todo lo que debes saber
18 mayo, 2015

¿Estás preparado para ser franquiciado?

¿preparado para ser franquiciado?

Has decidido que quieres montar un negocio y estás dudando entre montar algo por tu cuenta o empezar en el mundo de las franquicias. La franquicia, de acuerdo a los últimos datos obtenidos, es un modelo de negocio que  factura cerca de 26.000 millones de euros y emplea a 246.000 personas. Sin embargo, no cualquiera está preparado para ser franquiciado.

Te vamos a resumir todos los detalles necesarios que deberás conocer antes de comenzar con una franquicia. Aquello que deberás conocer para decidirte o no a abrir una franquicia.

¿Sabes qué es una franquicia?

Aunque parezca muy básico, lo primero que debes conocer para saber si puedes ser franquiciado es qué es exactamente eso que se entiende por franquicia. Es importante tener en cuenta en qué consiste el modelo de negocio concreto para poder comenzar en este proyecto. Una franquicia se define como “Un acuerdo de colaboración entre empresas independientes por el que el franquiciador cede al franquiciado, a cambio de una contraprestación económica, el derecho de utilizar la marca y saber hacer para vender productos y servicios prestándole una determinada asistencia.” Un franquiciador es la persona que gestiona las franquicias y el franquiciado es la persona independiente que abre una nueva franquicia bajo las directrices del franquiciador.

Qué necesitas para ser franquiciado

Hay una serie de particularidades necesarias en la persona que aspira a ser franquiciado. Las hemos clasificado en dos tipos.

  • Características personales:

Tu actitud es muy importante, tienes que tener en cuenta que para abrir un negocio  has de ser una persona positiva, con buena actitud ante la vida, porque muchas dificultades se pondrán en tu camino y has de tener capacidad para superarlas.

Capacidad de mando. Convertirse en tu propio jefe significa que serás también jefe de otros, deberás tener liderazgo, capacidad de gestión de equipos y mucha planificación. En palabras de  Luis Puchol, profesor de Icade, “capacidad y disposición a asumir la guía, la dirección y la responsabilidad de trabajo de un grupo de personas.”

Compromiso. Muchas veces el factor que hace que un negocio salga adelante no es tanto una idea innovadora sino dedicación y compromiso por parte de la persona que lo inicia. Tendrás que tener en cuenta que una de las grandes desventajas del negocio por cuenta propia es que todos tus actos influyen directamente en los resultados.

Iniciativa. Estar siempre dispuesto a solucionar los problemas que te encuentras por el camino y tener capacidad de solucionarlos a corto plazo.

Tolerancia. Has de tener en cuenta que hay unas directrices por parte del franquiciador que has de seguir, firmarás por contrato no salirte de ellas y es un punto que has de tener en cuenta antes de lanzarte a ser franquiciado. Comprender que esto es necesario para el buen desarrollo del negocio es importante para más tarde no llevarte decepciones.

  • Características financieras:

Ya sabes qué es una franquicia y los elementos personales que deben concurrir en un franquiciado. También necesitas tener en cuenta una serie de elementos financieros para prepararte correctamente y adentrarte en el mundo de la franquicia.

En este momento deberás realizar un plan de negocio para ver su viabilidad. Deberás definir unos objetivos, analizar el sector, realizar un estudio de mercado, económico y financiero para ver si el negocio es viable. También tendrás que conocer los recursos disponibles de la franquicia y su plan de marketing y por último deberás rellenar el cuestionario de candidatura.

El plan de negocio te indicará la necesidad de financiación, aunque es recomendable que tengas por lo menos disponible del 25% de la inversión inicial, podrás encontrar financiación en entidades financieras que suelen apostar más por negocios ya consolidados como son las franquicias.

En las franquicias hay dos conceptos de pago que deberás conocer:

  • El Canon de Entrada: Es un pago inicial cuya naturaleza es el pago al franquiciador por la cesión de la marca y el modelo de negocio.
  • El Royalty: Es un pago fijo o variable y normalmente suele ser mensual. Se realiza por los servicios prestados por la central y el uso de la marca.

En resumen, para ser franquiciado deberás tener una serie de características personales y financieras concretas para que tu negocio sea un éxito. En el artículo ¿Estás preparado para ser franquiciado II? Te hablaremos de elementos estructurales, como local, constitución de sociedad, contrato de franquicia o asesoramiento legal, que has de conocer para estar listo y abrir una franquicia con la información necesaria. ¿Nos sigues leyendo?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

91 060 95 91