8 claves del sistema de franquicia
¿Es la franquicia el mejor sistema para mi? 8 preguntas clave
8 septiembre, 2017
Derechos y deberes de los franquiciados
Deberes y obligaciones de los franquiciados
9 octubre, 2017

La formación en la franquicia, clave del éxito

La formación en la franquicia

La formación en la franquicia resulta básica como método para difundir correctamente su saber hacer o know how entre sus asociados.

El sistema de la franquicia se caracteriza porque cada unidad operativa de la red comparte unos procedimientos y actuaciones; parte del saber hacer o know how de la marca. Por eso resulta básico para cualquier marca difundir correctamente este conocimiento entre sus franquiciados. Algo que se consigue mediante los manuales operativos, por un lado, y los cursos de formación, por otro.

No en vano la formación inicial está recogida como uno de los principios rectores en el Código Deontológico Europeo de la Franquicia, al igual que la asistencia al franquiciado, la propiedad sobre los derechos de marca, el éxito probado de unidades piloto…

La formación en la franquicia, en la práctica

Normalmente, los cursos de formación se imparten en las dependencias de la central. Y es posible que vayan acompañados de un periodo de formación práctica en las mencionadas unidades piloto, antes de la apertura del establecimiento.

Dichos cursos de formación son obligatorios, si así lo determina el franquiciador, pudiendo llegar a ser causa de resolución del contrato la ausencia intencionada, sin causa que lo justifique.

En los mismos se debe enseñar todo lo que necesita saber cualquier asociado para hacerse cargo de su negocio, desde manejar el programa informático de gestión hasta la forma de atender a un cliente. También pueden diferenciar diversas materias para los empleados del franquiciado.

Formación en la franquicia, continua

La formación no termina con los cursos iniciales que se realizan antes de la apertura del negocio. Se precisa de una cierta actualización o modificaciones de la operativa para adaptarse a las condiciones cambiantes del mercado.

Así, es recomendable que el franquiciado reciba periódicamente cursos de reciclaje o incluso enfocados a otras aptitudes que potencien su actividad cotidiana, tales como cursos de venta, de atención al cliente, etc.

Gastos de formación

Como hemos mencionado, los cursos de formación suelen tener lugar en las instalaciones de la central, que pueden no coincidir con la ubicación del franquiciado. En este caso, el contrato debe estipular quién debe asumir los gastos de desplazamiento y de alojamiento.

El caso más habitual es que estos costes corran por cuenta del franquiciado. Y es que, aunque la formación inicial en sí suele estar contemplada como una de las partidas incluidas en el canon de entrada, los costes indirectos que dicha formación ocasiona, es decir, gastos por el desplazamiento a la central, alojamiento, manutención y si el franquiciado lleva personal a su cargo, normalmente no lo están, y será el asociado quien se encargue de dichos gastos.

Lo propio sucede si es el franquiciador quien destina personal de la marca para dar apoyo en la apertura del establecimiento franquiciado. Es él quien soporta los costes de dichos trabajadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

91 060 95 91